Música

Gamma Ray again… Barcelona, 3 de abril de 2014

Pasó el esperado 3 de abril de 2014, día en que vería a Gamma Ray por décima vez y a Kai Hansen por undécima… Y como era de esperar… ¡¡¡¡fue GENIAL!!!!

Para variar, y como si de ir a Manresa con Labanda se tratase, llovía. Viene siendo ya un habitual cuando se va de concierto, y más si es de Gamma Ray. El único inconveniente fue la gran caravana de coches que nos hizo retrasar más de lo esperado y entrar en la sala justo cuando los Rhapsody habían acabado…

Ventajas: Gran compañía.

Por suerte, veríamos a Gamma Ray empezar, desde nuestro sitio privilegiado, bien cerca de ellos y sin apretones de los de detrás.

IMG_1802

Henjo, Dirk, Michael, Kai… todos allí, frente a nosotros, dándolo todo tras su Welcome… Kilitos de más, tatuaje nuevo y pelo artificial en Kai, pero no por ello menos simpatía y entrega. Y es que ellos son así. Demuestran en todo momento su agradecimiento. No van de prepotentes, de divos, de stars… Son los Gamma, aquellos chicos que hace mucho salieron de Hamburgo con intención de crear buena música, de perpetuar el Power Metal, de hacer vibrar a quien les escuche… Objetivo conseguido. Un público tan entregado como ellos. Saltos, coros, gritos, manos alzadas, sonrisas, entusiasmo, coleguismo, caras conocidas, heavy metal, power metal, to the metal… Empire of the Undead…

IMG_1803 IMG_1800

Avalon, Heaven can wait, Hellbent, Tribute to the past, I want out, Pale rider, Time for deliverance, Blood Religion, Master of confusion, Empire of the undead, Rebellion in dramland, Land of the free, Man on a mission, To the metal, Send me a sign… Solo de batería. El Golpe. De la expectación, la euforia a la despedida. Wellcome Barcelona!!!! See you soon Barcelona… Vacío. Adios…

Pero no es un adios definitivo, es un hasta ahora. En un rato, en la puerta trasera, más expectación, nervios, sonrisas, abrazos, besos… Lástima no dominar más inglés. Dispuestos a charlar con sus fans, sin prisas, con alegría…

Kai my God.

IMG_1811 IMG_1812

Conciertos

16 de mayo de 2012: Día esperado desde hace muchos: ¡Concierto! Y conciertos de nivel: UDO, Blind Guardian y Judas Priest. ¡Menudo cartel! He ido a festivales bastante más flojillos.

Y hace un rato, hablando con compis sobre conciertos, he estado recordando la larga lista de conciertos a los que he ido…

El primer concierto importante lo tengo muy guardado en la retina: Iron Maiden + Megadeth. 25 de septiembre de 1999.

Convencer a mis padres para que me dejaran ir fue bastante duro. Las negociaciones fueron largas pero al fin lo conseguí, aunque con ciertas condiciones: ellos me llevaban y me recogían a la entrada. Recuerdo perfectamente los nervios de aquel día, la ropa que llevé, cómo pasé la tarde, las sensaciones de antes de entrar, las sensaciones estando dentro… y el vacío al acabar. También fue curioso lo que vi de Megadeth: M….th. Fue la primera vez que me di cuenta que los heavys son bastante más altos que yo, que en un concierto se está bastante apretado, que las melenas con el momento de rotación se pueden meter en bocas agenas, y que las pulseras de pinchos pueden llegar a ser molestas… ¡¡¡¿¿¿Y lo bien que me lo pasé???!!! La emoción que sentí cuando aparecieron los Maiden fue inexplicable. Mariposas en el estómago. Lágrimas en los ojos. Se podría considerar que con 17 años era algo normal… pero no me avergüenzo al admitir que hoy día me sigue pasando. Sigo disfrutando como una niña, como una adolescente. Y no, no son Justin Bieber. Son de la edad de mi padre, nada agraciados. Y grito como una histérica y salto y salto y bailo y bailo…

Después de ese concierto han seguido muchos más: más Iron Maiden, unos cuantos conciertos de Blind Guardian, otro montón de mis Gamma Ray, Helloween, EdGuy, Motorhead, Kiss, Judas Priest, Turisas, Dragonforce, Axxis, Manowar, Freedom Call, Primal Fear, Stratovarius, Europe, Dio, Saxon, Gotthard…

Seguro que me dejo muchos.

De todos los momentos especiales en conciertos me quedo con 2, ambos con Gamma Ray:

El primer “momentazo conciertil” fue el 31 de octubre 2002, en uno de mis primeros conciertos de Gamma Ray. Fue un concierto sensacional. Estuve todo el rato en la misma valla, viéndolos bien cerquita, hasta que a mitad del evento, el señor Henjo me tira una púa. Soy bajita. Los heavys son bastante más altos que yo. Soy muy torpe. Y por lo visto, los heavys son bastante más hábiles que yo. La púa fue a parar a manos de otros. Segundo intento. Más de lo mismo. Mis manos ni la rozaron. Finalmente, Henjo bajó el escalón que llegaba hasta la valla, me coge la mano, me la abre, pone una púa en la palma, y me la cierra. ¡¡¡¡Detallazo!!!! Parecía que nada mejor pudiera suceder. Pues no, al acabar la actuación empezaron a lanzar rosas. Y Mr. Hansen tiró una que yo cogí. Felicidad completa.

El segundo fue el 14 de febrero de 2010. Yo estaba embarazada de Ahren. Concierto de Gamma Ray en la sala Apolo. Fui dispuesta a no irme de allí hasta conseguir hacerme una foto con Kai Hansen. Y lo conseguí. El concierto fue muy bien, repertorio extraordinario y desde una posicióon privilegiada. Esta vez no podía estar en el mogollón o en la valla como a mí me gusta porque Ahren podía correr peligro, así que los estuvimos viendo desde el lateral, tranquilitos. Varias miradas de Kai y Henjo hacia mí. Yo feliz. Y al acabar el concierto empezamos a rodear todo el recinto hasta saber por qué puerta saldrían. Había poca gente esperando, así que sería más fácil conseguir mi objetivo.

La situación fue muy divertida, porque primero salieron los primeros teloneros. Un grupo de italianos jovencitos. Uno iba borracho como una cuba y no se aguantaba de pie. De hecho, unos cuantos fans que esperaban a los Gamma eran los que lo sujetaban para que no se cayera. Venga tambalearse y venga vomitar. Sus compis de grupo, unos “guaperas total” que estaban con chicas. De seguida salieron también Freedom Call. Pasaron bastante desapercibidos. Todos esperábamos a Gamma Ray. Algunos nos hicimos fotos con ellos. Yo con Chris. Muy humildes y comprensivos. Sabían que ese día ellos no eran los protagonistas. Quizá algunos no sabían ni quién eran. Lástima. Gran grupo con mucho futuro por delante. Al cabo de un rato ocurre lo que hacía tanto tiempo esperaba. Gamma Ray estaban ante nosotros. Sería por las hormonas del embarazo pero yo temblaba. Estaba a punto de conseguir mi sueño. Kai Hansen estaba justo en frente de mí. Me miraba a mí. Yo lo único que pude decir fue: Oh my god, i’m dreaming! Y él sin pensárselo dos veces me abrazó. No me lo podía creer. Realmente parecía un sueño. No podía ser que mi sueño se cumpliera y fuera superado con creces. Yo me conformaba con un autógrafo, con una foto. Un abrazo era demasiado. Un abrazo sincero, real. Cuando se dio cuenta de mi barriga, ¡no dudó ni un segundo en firmarme un autógrafo en ella! Qué suertudo mi Ahren. No había nacido y ya había conseguido los que muchos deseaban, ¡un autógrafo de Kai! El resto del grupo se portaron fenomenal con todos los fans que estábamos allí. Besos, abrazos, fotos, autógrafos. Siempre con total humildad, con una sonrisa en el rostro. Se agradecen esas muestras de afecto a su público. Será algo que nunca podré olvidar.

Retomo el relato después de unos cuantos días. Ya estamos a 21 de mayo y el concierto/festival de UDO, Blind Guardian y Judas Priest ya ha acabado.

Haré una valoración breve.

UDO muy bien pero lo encontré bastante mayor y cascado. Blind Guardian insuperables. De todos los conciertos de Blind Guardian a los que he ido, sin duda el mejor. El mejor sonido. La vez que mejor han llenado el escenario. Voz excepcional. Y repertorio muy acertado. El suelo temblaba al son de Imaginations from the other side. Y el público bribó con Mirror mirror. Nada más que decir.

Sobre Judas Priest sí hay más que comentar. En primer lugar estuvimos valorando parecidos razonables sobre Rob Halford y llegamos a las siguientes conclusiones:

Rob Halford camina y se mueve por el escenario como Raphael.

Rob Halford tiene cierto parecido con Mr. Proper.

Rob Halford se cambió de vestuario en cada canción, como si se tratase de Noche de fiesta o un especial de Fin de año de la 1.

A pesar de ello, el espectáculo fue eso, un espectáculo. Luces, fuego, efectos, Harley Davidson y buen heavy metal. El público entregadísimo, y el repertorio muy bien escogido, sobre todo al final. Me gustó mucho.

Una mención especial merece el guitarrista de Judas. Un chavalito jovencito, rubito, guapito y muy creidito. Sí, como bien dijo mi marido, un Sawyer guitarrero. Tocaba genial, pero también se creía un semidiós. Tirando besos, haciéndose mirar, pidiendo al público que le escucharan… Sin duda después del concierto estuvo bien entretenido con alguna fémina…

Y bien, hasta aquí mi balance sobre conciertos. El próximo a la vista en principio es el de UNISONIC. Kai Hansen y Michael Kiske juntos en un mismo escenario de nuevo. Dos de los grandes dioses del powermetal actuarán ante mis ojos y no me lo pienso perder. Habrá crónica seguro si es que no me da un algo antes al verlos juntos. ¿Conseguiré hacerme una foto con ambos?