¿Jesús me quiere?

Acabo de leer el segundo libro de David Safier y no me he podido contener en escribir una nueva reflexión en el blog. No me he reído ni me lo he leído tan rápido como Maldito Karma, pero Jesús me quiere me ha hecho pensar, replantearme y reafirmarme en mi concepción de la religión.

En ningún momento se tiene una sensación adoctrinadora con la lectura del libro; en clave humorística se van tratando diferentes temas que muchas personas nos hemos hecho en relación con la existencia de Dios e incluso sobre la estabilidad mental de Jesús. Y yo, como Marie, la protagonista de la novela, nos vamos planteando ciertos dogmas que nos son muy difícil de alejar de nuestra cabeza. En el momento que aparece Jesús en su vida, lo primero que piensa es de qué manicomio se ha escapado. Esto enlaza con las teorías que Sergi y yo tenemos acerca de la presunta esquizofrenia que sufría Jesús. Hoy día es inconcebible que una persona vaya por la vida diciendo que es el hijo de Dios, que viene a hacer el bien, que quiere adoctrinar, que se deje colgar en una cruz para salvarnos a todos… Hoy día está bien claro que una persona que oye voces, que además dice que esas voces son de Dios… no está demasiado bien de la cabeza. Un psiquiatra le diagnosticaría con suma rapidez.

Otro tema que nos hemos planteado respecto a la Resurrección es: según tengo entendido (y que conste que no soy en absoluto una experta en la Biblia y que miles de cosas se me pasan por alto o estoy mal informada), la única persona que vio a Jesús resucitado fue María, su madre. Y yo me pregunto: ¿qué madre después de que se muera su hijo con 33 años, en plena juventud, no tiene la sensación que lo ha visto, que lo ha sentido, que ha notado su presencia? ¿Todas las madres que tienen esa sensación, pueden afirmar que su hijo ha resucitado?

No sé, todo esto me suena demasiado confuso y me impide creer en su veracidad. Tampoco quiero que nadie me convenza de ello, por supuesto.

Marie a lo largo de la novela se va haciendo muchas preguntas acerca de la religión, de la fe, de la vida de Jesús… David Safier algunas las contesta y otras las capea con gran maestría. Jesús intenta aclarar algunas. Dios/Emma Thomson intenta contestar otras. Pero hay un par que quedan en el tintero: ¿por qué existen los tumores? ¿por qué las mujeres tienen la menstruación?

La visión del Apocalipsis también me ha divertido. Al no creer en un Dios, nunca me he planteado cómo puede ser el Juicio Final ya que mi ateísmo niega su existencia. No quiero desvelar nada de la novela, pero creo que seguiré pensando en mi Más Allá tal y como me gustaría que fuera.

No sé si cielo e infierno existirán, nadie sabe qué puede haber más allá de la muerte, qué pasa una vez nuestros cuerpos fallecen. Es muy probable que no exista nada más, que todo acabe ahí. Pero las religiones, a lo largo de la historia de la humanidad, han intentado dar diferentes versiones sobre lo que nos encontraremos. Yo me imagino que una vez mueras puedes encontrar dos opciones. Una es un cielo divino, paradisíaco, donde el sol brilla, las nubes son esponjosas y blancas, todo es calma y quietud… por supuesto no habría ningún Dios allí dando la vara ni adoctrinando. Sería como unas vacaciones en el Caribe. Algo tranquilito y de relax. Mayormente iría allí gente buena y aburrida. Y después habría un infierno mucho más divertido y tentador. Reinaría la oscuridad, la diversión y la buena música. Con buena música me refiero obviamente a buen Heavy Metal. Sería un lugar repleto de tabernas, en las que la buena música y la buena cerveza se reunirían en comunión con un montón de metaleros dispuestos a pasar un buen rato en la eternidad. En un lugar así dictadores y calaña del estilo no tendrían lugar, por supuesto. Estos no sé adónde irían… Este otro lugar, al que me gustaría ir, sería lo más parecido a unas vacaciones en un festival heavy. Buena música y buen ambiente por doquier. Ése es el que quiero que sea mi Más Allá. Por suerte, mi costilla comparte mi visión de “la vida más allá de la muerte” y el que llegue primero esperará al otro escuchando a Dio.

Para variar, me estoy distanciando demasiado del tema que me ha llevado a escribir esta entrada…

Otro de los temas tratados en Jesús me quiere es que Dios dotó a los humanos de una voluntad libre. Somos libres para escoger tanto el bien como el mal. Nosotros escogemos nuestro camino y somos responsables de la mayoría de las cosas que nos ocurren. Esto también se relaciona con el curso que precisamente ayer empecé: Programación Neurolingüística para docentes. Justo estoy empezando a conocer qué es la PNL y ya empiezo a ver la relación que tiene con el Coaching. Mi teoría sobre el principio del 10/90 se me reafirma. Para los que no conozcan el Principio del 10/90 os doy una pequeña pincelada. Este principio explica que en nuestro día a día NO controlamos el 10% de las cosas que nos ocurren, pero el 90% restante sí que dependen de nuestras propias acciones, decisiones y estado de ánimo.

Como ejemplo de este principio, imaginaros que estás a punto de ir a trabajar y tu hija, sin querer, te tira el café en el jersey. A partir de esta acción, podemos tomar dos vías muy diferentes y que van a determinar cómo va a ser nuestro día. Si optamos por la opción 1 pasará lo siguiente: nos enfadaremos, la reñiremos, ella llorará. Nuestro marido se enfadará por haberla reñido. Iremos a cambiarnos el jersey, la niña seguirá llorando y perderá el autobús escolar. Tú al tenerla que llevar llegarás tarde al trabajo. Tu hija seguirá enfadada contigo. En el trabajo irás todo el día cruzada por tener a tu hija enfadada, por haber llegado tarde ya que eso hace que te aceleres, llegarás a casa e intentarás que tu hija te perdone por haberla reñido… Bien, os hacéis una idea de cómo está el patio, ¿no? Con la opción 2 pasará lo siguiente: le dirás dulcemente a tu hija que no pasa nada, que ahora te cambias y que la próxima vez tenga más cuidado. Te cambiarás y tú y tú hija os iréis al colegio y al trabajo. Todo seguirá bien. ¿Cambia el panorama, no?

No es exactamente lo que nos quiere explicar la novela, pero sí que en esos comentarios que hacía Emma Thomson/Dios en algunos capítulos se relaciona con la PNL. Es por ello que intento tener una actitud positiva frente a todo en mi vida. Optimismo y Power Metal.

Esto es todo por hoy: Miscelánea en estado puro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s